domingo, 8 de junio de 2014

Ropa para bebé: pañuelo para la cabeza con patrón.


Me encanta la ropa de los bebes! Hay cada cosa tan bonita y son tan pequeñitas. Me encantan todos los estilos, tanto el más clásico como el más moderno. No me gusta el exceso,  ni que sean demasiado repipis o cursis, o sea, que vayan demasiado recargados,pero ni de pequeños, ni de más mayores.

Ya sabéis Para gustos...colores y que cada uno vaya a su gusto.

Tengo que hacer un regalo a un bebé, a una niña y que mejor regalo que hacerle algo a mano y que se adapte a los gustos de su madre. A ella le gusta la ropa más moderna y en vista de eso he decidido hacerle un conjunto vaquero que os iré mostrando por partes, en futuras entradas. Hoy toca el pañuelo para la cabeza.


Hay muchas maneras de proteger la cabeza de un bebé, tanto en invierno como en verano, con gorro de tela, de hilo, viseras,  diademas, capotas, pañuelos... Y de cada uno hay miles de versiones y modelos

 
Yo elegí hacer un pañuelo, algo muy simple.

Ante todo voy a deciros que la tela que elegí es vaquera pero es la versión veraniega, que es delgada y suave, nada que ver con el vaquero normal.

El patrón es muy sencillo. Un triangulo, para el pañuelo y un rectángulo largo para la cinta de atar. Este es el esquema

Las medidas del triangulo para las distintas tallas serían:

  • 6 meses: 20.5 cm
  • 12 meses: 22.5 cm
  • 18 meses: 23 cm.
  • 24 meses: 23.5 cm.
La cinta de atar es de 1 m. en la talla de 6 meses y 1.05 m. en la de 24 meses, para las otras tallas darle el largo a vuestro gusto entre las dos medidas. Recordar que el ancho es de 3 cm en el patrón y 1.5 cuando ya está terminado.

Confección del pañuelo:



  • 1: Una vez tenemos hecho el patrón de la talla que queremos, se pasa a la tela, se corta y se hilvana.
  • 2 y 3: Cosemos todos los cantos del pañuelo, dejándolos de 1 cm.
Ahora viene la parte que tiene un poco de más dificultad, pero no es difícil, solo hay que coger el truco y practicar. Si os parece complicado se puede cambiar el punto 4  por el 4 opcional y pasar al 11:
  • 4: También se hace lo mismo con la cinta del pañuelo pero cosiendo solo la parte de la cinta que sobresale del pañuelo, con la que se anudaría.
  • 4 opcional (menos dificultad): planchamos la cinta por las marcas del hilván, metiendo los márgenes para dentro y los preparamos para coser juntos. Pasamos a punto 11



  • 5: después de coser la cinta, le damos un corte oblicuo en la esquina, cerca de la costura para que al dar la vuelta no haya demasiada tela. Con una aguja enhebrada con hilo un poco más grueso, le damos unas puntadas (2) alrededor de la costura y metemos la aguja por la parte del agujero, por donde es roma, sin punta.
  • 6: Pasamos la aguja por toda la cinta teniendo cuidado de que no se enganche en la tela al pasarla por dentro.
  • 7: tiramos del hilo con una mano y con la otra ayudamos, en el principio, a que se de la vuelta metiéndose dentro.
  • 8: Una vez que sale el extremo dado la vuelta, tiramos de él y se termina de dar la vuelta con mucha facilidad

  • 9: Ahora es el momento de quitar la aguja y el hilo que utilizamos para darle la vuelta. Si hace falta nos ayudamos con un alfiler, para quitar bien las esquinas y planchamos la cinta.
  • 10: detalle de la punta del pañuelo.
  • 11: Unimos el pañuelo y la cinta por la parte correspondiente y lo cosemos por un canto del revés.

  • 12: Planchamos y preparamos para pasar un pespunte a toda la cinta o solo la parte del pañuelo, a nuestro gusto.
Y así es como queda por el revés o por el derecho.
Es sencillo pero me gusta como queda. En las próximas entradas os mostraré el resto del conjunto, a ver si os gusta.
Un biquiño 

1 comentario:

  1. Me encanta, yo una vez hice una reversible y estan supergraciosas.

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita. ¿Qué te ha parecido? Dime tu opinión :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...